lunes, 14 de enero de 2013

nadie logra medir tales distancias


Un avión me lleva de Madrid a Londres en 2 horas
de Londres a Nueva York en 8 horas,
De Nueva  York a Sidney en 42
Sin embargo,
 a nuestras dos ciudades
Las separa un abismo insalvable
-Ni el kilometraje ni los segundos Miden tales distancias-

Estoy a 10 minutos de mi puesto de trabajo
A escasos metros del café donde leo los diarios
Sin embargo,
 no hay caminos en tu ciudad en ruinas
No existen los mapas que sitúen
 el centro neurálgico de tus pensamientos
-Ni el kilometraje ni los segundos miden tales distancias-

Sólo ocasionalmente dejas intuir algún sendero ,
En lo más profundo de tu intimidad,
en ese lugar sin nombre,
en ese lugar en donde
-ni el kilomtraje ni los segundos miden tales distancia-
que me lleve al centro neurálgico de tus pensamientos

Pero justo cuando creo que logro situar las cordenadas
Del kilémetro cero de todas tus direcciones,
Un coche derrapa,
un autobús arranca,
 alguien llega Tarde a ese lugar
que sí mide los kilometrajes y los segundos

un avión traza una línea perfecta entre Madrid y Londres,
pero yo no logro trazar una línea entre los dos,
y tu
 apenas dibujas un camino de ti a ti misma
-nadie logra medir tales distancias-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada